COLUMNA I Twitter: A qué públicos escuchan Bachelet y Luksic

8/8/2017

Que el uso de las redes sociales se haya vuelto un fenómeno masivo, no cabe duda. De hecho, su masificación (en términos de expansión e intensificación) ha permitido incluso a las RRSS colonizar espacios propios de los tradicionales medios de comunicación, obligando a estos últimos a reconocer parte importante de su público objetivo en los propios cibernautas. Tal ha sido la conquista de distintas esferas de la sociedad por parte de esta nueva forma de comunicar, que todos los actores – tanto políticos, como económicos, sociales, culturales y tantos otros – han debido adaptar sus estrategias a estas nuevas plataformas. Desde el mismísimo Papa Francisco, hasta el actual presidente de Estados Unidos, no solo han debido hacer frente a esta necesidad, sino que también han sabido utilizar dichas estructuras.

 

En el ámbito nacional no hemos quedado ajenos a estas lógicas, menos aún en casos de actores de relevancia tal como lo son la Presidenta de la República y el empresario más mediático de Chile: Michelle Bachelet y Andrónico Luksic. Bachelet, quien abrió su cuenta twitter en noviembre de 2015, hoy ostenta más de 150 mil seguidores; mientras que Luksic ha logrado obtener más de 149 mil en poco más de 7 meses de “vida digital”. Para estos dos actores, el Observatorio Política y Redes Sociales de la Universidad Central de Chile analizó sus cuentas de Twitter, planteándose la siguiente pregunta: ¿A quiénes escuchan la presidenta Bachelet y Andrónico Luksic? El resultado es llamativo:
• En primer lugar, la presidenta de la República sigue cerca de 117 cuentas, mientras que el conocido empresario sigue a 172 usuarios. Un número similar, y que demuestra que las personas o las cuentas que “escuchan” estos destacados personajes siguen una lógica selectiva: son pocos -y afortunados- aquellos que, por medio de las redes sociales, pueden llegar de manera directa a los poderosos.
• En segundo lugar, al momento de analizar los datos respecto a la pregunta planteada, podemos observar - como se evidencia en los gráficos de apoyo - que la presidenta Bachelet escucha predominantemente al “mundo institucional” (45%), siguiendo a cuentas como la del Ministro Heraldo Muñoz o la del Ministerio de Educación. Andrónico Luksic, en cambio, siempre en relación al mundo institucional, sólo sigue la cuenta de Carabineros de Chile, Armada de Chile y Bomberos.
La evidente falta de interés de seguir al mundo institucional por parte del empresario se ve colmada por una predilección a escuchar el “mundo periodístico” (43%), destacando el interés por aquellos actores cuya influencia en la red los consolida tanto como comunicadores, y así también como influenciadores -es el caso de Daniel Matamala-. La mandataria (que también “escucha” a Matamala) sigue al mundo periodistico en menor medida (14%), y se diferencia del empresario por no seguir a ningún canal de televisión –nisiquiera al servicio de telévisión pública-.
 
El mundo económico es para Luksic (20%) lo que el mundo político es para Bachelet (23%), vale decir el espacio natural, que no concentra la atención primordial de la escucha, pero si tiene reservado una parte relativamente importante de la atención de cada uno. Ambos privilegian el terreno amigo, siguiendo cuentas cercanas: el influyente empresario lo hace con gran parte de sus empresas (Banco de Chile o Canal 13), mientras que la presidenta sigue a todos los partidos de la Nueva Mayoria (y ninguno de oposición).
Más que especialistas en sus propios sectores, ambos parecieran evitar entrar en el mundo del otro. En efecto, Bachelet no sigue a cuenta alguna que pueda clasificarse como del mundo económico, mientras que Luksic dedica a la política menos del 1% de su interés, siguiendo de manera exclusiva a la ex ministra y militante DC Mariana Aylwin y al sindicalista Cristián Pardo.
 
La Mandataria y el Empresario siguen en común principalmente al mundo periodístico como Mauricio Bustamante, Carola Urrejola, Paulo Ramírez, Mónica Rincón, Marcelo Comparini, Soledad Onetto, Daniel Matamala, entre otros. Sin embargo, también comparten un interesante interés por el mundo de las encuestas, siguiendo a Marta Lagos y Roberto Méndez. 
 
Ambos perfiles siguen a una serie de cuentas ajenas a alguna de las categorías anteriormente señaladas. La Presidenta sigue a deportistas como Arturo Vidal y Fernando González o a cuentas del ámbito literario como Pablo Simonetti y Jorge Baradit, entre otros. Andrónico Luksic, por su parte, sigue a varios deportistas, que representan el 5% de sus seguidos, y una serie de cuentas que no siguen una lógica declarada, dedicando un amplio 31% a los más variados y desconocidos usurarios. Es el caso, por ejemplo, de, Emilio Araya (@enar66) quien con cerca de 179 seguidores interactúa con el empresario frecuentemente o Francisco Pacheco (@fpacheco18), quien con menos de 100 seguidores es escuchado en las redes por el poderoso empresario.
Quizas sea éste último punto el que más llame la atención. Detrás de lo que parezca una elección azarosa exista una lógica consolidada y exitosa de comunicación en las redes, un acercamiento que el empresario desde hace meses viene implementando (a partir de su comentado video), un lenguaje que la presidenta –como tantos otros políticos– ha desechado o simplemente, no ha sabido escuchar.

 

 

 

Francisco J. Manzano S.

Ayudante de Investigación 

Observatorio Política y Redes Sociales

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Nuevo Gabinete: Piñera cambió ocho ministerios

November 6, 2019

1/10
Please reload

Entradas recientes
Archivo